5 reglas para eliminar el EGO de tus jugadores

5 reglas para eliminar el EGO de tus jugadores

admin No Comment
Sin categoría

¿Has tenido o tienes jugadores que creen que saben más que tú? ¿Y jugadores que solo buscan su lucimiento personal? ¿Reconoces a los jugadores que creen que sin ellos, el equipo no conseguiría nada? Enhorabuena, tienes a un jugador con un EGO demasiado grande.

Si te has reconocido en alguna de estas preguntas, no dudes en seguir leyendo. Te ayudará a transformar el grupo de jugadores que diriges.

El mundo del deporte está lleno de declaraciones, noticias, acciones, éxitos y fracasos en los que el ego es el protagonista.

Le llamaban el sabio de Hortaleza y dijo esto: "Hasta que no desterramos los egos no fuimos un equipo". Secreto que Luis Aragonés desveló tras alcanzar el Campeonato de Europa de Selecciones de Fútbol en el año 2012.

También Ricky Rubio, jugador de los Minnesota Timberwolves e internacional con España, decía: “En la Selección dejamos los egos aparte. Procuramos no pensar que porque yo he jugado tanto en mi equipo, en la Selección debo jugar esto…”

Pero, ¿qué es el ego?

Yéndonos a una definición de la psicología, el ego es la conciencia del individuo, entendida ésta como su capacidad para percibir la realidad.

Pero en el deporte, cuando hablamos del ego de un jugador, aparece en sentido negativo. Una valoración excesiva de uno mismo, impedirá al jugador tener una percepción correcta de la realidad. Se volverá soberbio, arrogante, sin modestia; y perjudicará gravemente al equipo en el que esté enrolado.

El jugador pasa a ser un jugador conflictivo (puedes leer este post donde hablo sobre ellos), donde solo busca su beneficio personal para mejorar él (puedes leer este post donde hablo sobre ello)

Podríamos decir que el ego es contrario a los valores de un equipo.

Uno de esos valores es la cohesión. Que tus jugadores estén unidos como un equipo, les hará más fuertes. Pero ya sabes que trabajar en equipo no siempre es un camino de rosas, puesto que los egos de los jugadores y el tuyo siempre van a chocar.

¿No te sientes capaz de cohesionar a tu equipo? ¿No sabes cómo capear los egos y las ambiciones de tus jugadores? ¿Te supera el no poder convertir los intereses personales de cada jugador, en un interés común para el equipo?

Entonces, te propongo...

More...

5 reglas para que consigas desterrar el ego de tus jugadores

¡Vamos con ellas!

1. Comunícales qué esperas de ellos.

El trabajo en equipo es como pertenecer a una orquesta en la que cada jugador tiene que saber su rol y cómo usarlo en beneficio del equipo, en cada momento. Tanto si es un jugador con pocos minutos como si es el máximo anotador, la primera regla que debes establecer en tu equipo es la función y el cometido de cada uno de sus miembros. En otras palabras, habla con tus jugadores y diles qué es exactamente lo que esperas de ellos.

​2. Trabaja la asertividad.

Antes de que cualquier conflicto se convierta en una guerra, debes hacer entender a tus jugadores que tienen que dar su brazo a torcer en algunas cuestiones y aceptar que no tienen la razón en todo, incluso aunque sepan que la tienen. Por eso, el primer y más importante paso es sentarse a hablar y ser asertivo. Con calma y sin perder los nervios, aunque para ello tengan que morderse la lengua. Que expongan sus puntos de vista y traten de llegar a un punto medio que sea beneficioso para el equipo.

​3. Incúlcales que el bien común para todos los jugadores del equipo es el propio equipo

Nadie quiere que los resultados sean negativos y los principales afectados de ésto son los propios jugadores. Por eso deben entender que por más choques que tengan con un compañero o con el entrenador, éstos en realidad no son rivales, sino compañeros que va en el mismo barco. Este argumento debería ser suficiente para que entendieran que a veces es mejor tolerar una opinión o una actitud con tal de mantener el buen ambiente del equipo.

4. Trabaja la empatía.

Todos los miembros del equipo deben ser empáticos y ponerse en el lugar del otro. La idea no es para compartir y asumir su punto de vista sino conocerlo y así poder actuar con mayor acierto y tratar de entender su motivación para hacer lo que hace y de la manera que lo hace.

​5. Libérales de la necesidad de ganar o de ser superiores.

A los jugadores con un ego elevado les encanta dividir a los demás entre ganadores y perdedores, entre mejores y peores o entre buenos y malos. Estando ellos siempre en el primer lugar (ganadores, mejores y buenos)

Pero es imposible ganar todo el tiempo. Siempre habrá alguien más rápido, más joven, más fuerte, más listo, con más suerte.

Debes trabajar con tus jugadores que el equipo, al igual que todos los que lo conforman, no son sus victorias.

Lo contrario de ganar no es perder. Lo contrario de ganar es mejorar. Y así debes hacérselo ver a tus jugadores

Tuitéalo

No existen perdedores, ni peores, ni malos en el mundo del deporte. Todos compartimos el mismo espíritu y todos nos ayudamos a ser mejores cada día. Lo máximo que puede decir un jugador es que determinado día, rindió a cierto nivel en comparación con el nivel de otros compañeros ese mismo día.

Lo contrario de ganar no es perder. Lo contrario de ganar es mejorar. Y así debes hacérselo ver a tus jugadores.

Suscríbete a la lista y recibe en tu correo electrónico contenido exclusivo sobre coaching para entrenadores.

Leave a Reply