Aprende a crear metas extraordinarias y llévalas a la práctica

Aprende a crear metas extraordinarias y llévalas a la práctica

admin No Comment
Sin categoría

Comienza un nuevo año natural. Aunque en el mundo de los entrenadores como tú, los años se cuentan por temporadas. ¿Cuándo empezó tu año? ¿Agosto, septiembre? En realidad, seguro que no hay mes en el que dejes de trabajar: programaciones, entrenamientos, formación, etc.

Pero volvamos a estas fiestas en las que como una verdadera tradición, las personas se plantean propósitos a cumplir el resto del año. ¿Tú lo has hecho?

A ver si te suenan cosas como…

- Pasar más tiempo con la familia y amigos.

- Hacer ejercicio para estar en forma.

- Adelgazar.

- Dejar de fumar.

- Tener más tiempo libre para hacer lo que te gusta.

- Dejar de beber.

- Ahorrar.

- Aprender inglés.

Lo que pasa es que estos propósitos rara vez se cumplen y se vuelven a desear para el año siguiente… y así por siempre. No dejan de ser deseos… Nada concreto y muy general.

Y lo mismo ocurre con los propósitos de inicio de año para ti y tu equipo.

Si no quieres que todos los años aparezcan los mismos propósitos incumplidos, yo te propongo un plan:

More...

Aprende a crear metas extraordinarias y llévalas a la práctica

Supongo que a estas alturas, ya sabrás que la motivación no es estar animado (que también). Sino que se trata de tener un motivo y pasar a la acción para conseguirlo.

El motivo lo podemos denominar META, es decir, aquello que quieres conseguir. Y pasar a la acción no es más que tener un plan marcado para llegar desde donde te encuentras en estos instantes, hasta donde quieres llegar en un futuro.

Te explicaré más adelante como hacer ambas cosas, pero antes quiero hablarte de otro aspecto intermedio sin el cual, tampoco conseguiremos nada.

Hace un par de días terminé el libro “Superpoderes del éxito para gente normal” escrito por el Mago More y que te recomiendo leer. En él, habla de que de nada sirve escribir unas metas en un papel o trazarte un plan de acción perfecto si no existe ‘algo’ que te impulse a llevar a cabo dicho plan.

Ese ‘algo’ se llama FUERZA DE VOLUNTAD y será la gasolina que nos mantendrá en el buen camino.

MOTIVACIÓN = (MOTIVO + PLAN DE ACCIÓN) x FUERZA DE VOLUNTAD

Tuitéalo

Como ves, la fuerza de voluntad es un factor que va a multiplicar lo que te planifiques sobre el papel.

Ahora bien, ¿realmente quieres plantearte unas metas que te hagan mejorar este año que comienza? ¿Cuánta fuerza de voluntad vas a tener? Ponle nota, de 0 a 10. Solo estarás en disposición de crear unas METAS EXTRAORDINARIAS que te hagan mejorar o conseguir lo que desees, si tu respuesta ha sido 10. No te engañes, si no ha sido así, tarde o temprano abandonarás.

Pero como sé que has pensado 10, tengo que decirte que eres un auténtico superhéroe. Sigue leyendo porque ahora viene lo bueno.

1. La rueda de la vida (deportiva)

En primer lugar tienes que tomar conciencia. ¿Tomar conciencia de qué? Pues de lo que quieres trabajar, mejorar o del destino al que quieres llegar.

Para ello, tienes que proyectar una visión global de tu situación actual a través de esta herramienta; con la que verás lo que te está ocurriendo en cada una de las áreas en las que trabajas en tu día a día como entrenador.

Estas áreas pueden ser:

- Conocimientos técnicos.

- Conocimientos tácticos.

- Conocimientos de preparación física.

- Dirección de equipo.

- Liderazgo.

- Comunicación con jugadores.

- Etc…

Debes puntuarte de 0 a 10 en cada una de ellas, según tu grado de satisfacción actual. Aquí tienes una rueda:

Una vez que hayas puntuado cada área, une los puntos. Te saldrá un polígono dibujado. Cuanto más “redondo” y cercano al 10 sea ese dibujo, mayor estabilidad.

Cuando acabes, tendrás una visión actual de cómo es tu situación como entrenador.

Entonces te planteo las siguientes preguntas:

¿Qué piensas de ella?

¿Te dice algo de ti?

¿Encuentras relación entre algunas áreas?

¿El tiempo que le dedicas a esas áreas se corresponde con tu nivel de satisfacción?

¿Qué conclusiones sacas al respecto?

El siguiente paso, después de analizar la rueda, es coger una de las áreas y pensar qué tendrías que hacer para que tu puntación subiera 2-3 puntos. La acción que pienses se convertirá en un objetivo.

Ejemplo: Te has puntuado en tus conocimientos de preparación física con un 6. Para subir hasta el 8-9 has decidido que tienes que “formarte más” (objetivo).

2. Convertir objetivos en una METAS EXTRAORDINARIAS

¿Te acuerdas de esos propósitos generales de los que te hablaba al principio? Pues aquí tienes uno: formarte más.

Pues bien, ahora te voy a enseñar como transformar este objetivo en una META extraordinaria.

Para ello tienes que usar una técnica que se llama S.M.A.R.T.

SMART
Specific (específica) ¿Qué quieres exactamente?
Mensurable (medible) ¿Cómo sabrás que has alcanzado tu objetivo? ¿Qué habrá cambiado que te permita saber que lo has conseguido?
Agreed (convenido) ¿Cuál es tu nivel de compromiso con este objetivo?
Realistic (realista) Si empezaras desde mañana a trabajar para tu objetivo, ¿Qué opciones tendrías de alcanzarlo?
Time paced (planeada por etapas) ¿Cada cuánto tiempo vas a medir tus progresos? ¿Cuáles son los tres primeros pasos que te acercarán a tu objetivo?

Ejemplo: La transformación de tu objetivo “formarte más” en META sería así:

Hacer 1 curso de preparación física para deportes colectivos o individuales (según tu deporte) cada cuatro meses, durante 2016.

Con este sistema puedes hacer lo mismo con cada una de las áreas que hayas puesto en la rueda de la vida.

3. El plan de acción

Cuando ya tengas todas tus METAS, tendrás que desarrollar un plan. Básicamente se trata de saber QUÉ vas a hacer, CON QUÉ vas a hacerlo y CUÁNDO vas a realizar las tareas concretas para lograr finalmente tus METAS EXTRAORDINARIAS (poniendo unas fechas límites).

Ejemplo: Un plan de acción simple para tu objetivo “Hacer 1 curso de preparación física para deportes colectivos o individuales (según tu deporte) cada cuatro meses, durante 2016” sería así:

- Primer paso: Buscar cursos de formación antes del 15 de febrero.

- Segundo paso: Apuntarme al primer curso antes del 29 de febrero.

- Tercer paso: Apuntarme al segundo curso antes del 15 de junio.

- Cuarto paso: Apuntarme al tercer curso antes del 15 de octubre.

Ya sabes cómo marcarte unas metas extraordinarias y de que manera llevarlas a cabo.

La fuerza de la voluntad la dejo de tu parte, pues es personal e intransferible 😉 (En otro post te enseñaré como aumentar tu fuerza de voluntad gracias a los hábitos).

Bueno, pues ya no hay vuelta atrás. No hay excusas. Si quieres mejorar, tienes 365 días por delante para convertir tus propósitos, en METAS EXTRAORDINARIAS.

¿A qué estás esperando?

Suscríbete a la lista y recibe en tu correo electrónico contenido exclusivo sobre coaching para entrenadores.

Leave a Reply