Asúmelo, tu equipo está limitado por sus creencias

Asúmelo, tu equipo está limitado por sus creencias

admin No Comment
Sin categoría

Hola Entrenador/a. Se acercan las vacaciones navideñas y es un buen momento para evaluar tu trabajo y reconducir aquellos aspectos que lo necesiten.

Hoy voy a hablarte de las creencias limitantes y de qué manera pueden influir en tu equipo y tus jugadores.

Antes de seguir, ¿sabes que son las creencias?

Las creencias son ideas o conocimientos que tienes sobre algunas cosas y que supones que son verdaderas.

Son los mapas que formas en tu mente y que usas para darle sentido al mundo. Y por supuesto influyen en tu comportamiento.

More...

¿CÓMO SE FORMAN LAS CREENCIAS EN TU EQUIPO?

Las creencias de los jugadores y de los entrenadores se van formando a lo largo de su vida. E irremediablemente recala en la práctica deportiva de cada uno de ellos. La educación que recibimos, cuando imitamos lo que vemos en otras personas o las conclusiones que sacamos de experiencias que hemos tenido en el pasado, son formas de interiorizar creencias.

Todo lo anterior va moldeando nuestra mente y nuestra forma de pensar y en consecuencia, nuestra forma de actuar.

Las creencias son fundamentales en tu vida, porque necesitas un mapa que te sirva para interpretar el mundo. Y aunque esas creencias pueden ser positivas, lo malo es cuando creas creencias que te limitan y te impiden crecer y ser mejor.

Las creencias van moldeando nuestra mente y nuestra forma de pensar y en consecuencia, nuestra forma de actuar.

Tuitéalo

Por ejemplo, si una vez en un partido hiciste un cambio en los últimos minutos, te equivocaste y perdiste el partido, puedes tener la creencia de:

“Tenía que haber hecho el cambio mucho antes, no voy a volver a hacerlo” o “No valgo para entrenar, con otro entrenador no hubiera pasado”

Si te das cuenta, estás formando en tu mente una creencia limitante porque has generalizado el resultado de haber hecho un cambio en los últimos minutos.

Es entonces cuando te vas a quedar con la idea de que no vales para eso y no lo querrás volver a intentar.

Recuerda esto porque es muy importante: cuida tanto la forma en la que hablas a otras personas como en la que te hablas a ti mismo.

  • Las palabras repetidas se convierten en creencias
  • Las creencias influyen en tu forma de actuar
  • Y tu forma de actuar, decide tu estilo de vida

UNA HISTORIA INSPIRADORA

Quiero que leas esta historia que me gusta mucho y que me viene bien para explicarte esto:

La historia de Edison

Un día Thomas Edison llegó a casa y le dio a su madre una nota del colegio.

Él le dijo a ella: “Mi maestro me ha dado esta nota y me dijo que sólo se la diera a mi madre.”

La madre leyó en voz alta y no pudo evitar emocionarse:

“Su hijo es un genio, esta escuela es muy pequeña para él y no tenemos buenos maestros para enseñarlo, por favor enséñele usted”.

Muchos años después, cuando la madre de Edison ya había fallecido, él estaba ordenando cosas antiguas de la familia y se encontró con un papel extraño doblado.

El papel ponía:

“El niño tiene dificultades para el aprendizaje y no puede seguir el ritmo de los demás niños, es más apropiado que deje de traer a su hijo a esta escuela y le busque otra más apropiada.”.

Cómo ves, su madre le hizo creer toda su vida, que era un genio. Y efectivamente en eso se convirtió. Y no es magia, simplemente él tenía dentro ese potencial.

El mismo potencial que seguro que tienes tú y tus jugadores, así que cuida tus palabras y vuélvelas mágicas.

REVISA TUS CREENCIAS Y NO DEJES QUE TE LIMITEN

Quizás este sea un ejemplo extremo, pero ¿cómo puedes conseguir que un jugador sea mejor?

¿Diciéndole todos los días lo que falla y lo malo que es? ¿O diciéndole que él puede conseguir lo que se proponga?

Recuerda que el Efecto Pigmalión es real y actúa como una profecía autocumplida tanto para lo bueno como para lo malo. Si tienes unas expectativas altas sobre tu equipo, éste mejorará mucho. En cambio, si las expectativas son malas, tu equipo empeorará seguro.

Y lo bueno del efecto pigmalión es que no sólo vale para tus jugadores y tu equipo, sino que puedes aplicártelo también a ti mismo. Así que no esperes más, revisa y cambia esas creencias que te están limitando.

Solo tienes que saber identificarlas, analizarlas, y ver si de verdad tienen sentido a día de hoy.

Por desgracia muchos entrenadores no llegan a hacer nunca este ejercicio y viven toda su vida con miedos y creencias limitantes.

Por ejemplo una creencia que es muy común en los entrenadores que están empezando (y en los que llevan ya tiempo…jejeje): el miedo al fracaso.

¿Pero, por qué tenemos miedo a fallar?

Entre otras cosas porque desde pequeños nos hacen pensar que equivocarse es malo. Nos evalúan a todos por igual sin tener en cuenta que cada uno tenemos diferentes aptitudes y actitudes; además tenemos que sacar la mejor nota; nos comparan en todos los ámbitos, etc.

Y cuando somos mayores, ese miedo a fallar, nos limita.

Porque tenemos miedo de tomar decisiones y equivocarnos; tenemos miedo de no poder alcanzar los buenos resultados que puedan tener otras personas; tenemos miedo de decepcionar a la gente que está cerca de nosotros.

Y lo que la mayoría de entrenadores y jugadores no sabe es que esas creencias limitantes, limitan indirectamente al resto del equipo. Cuando liberamos esos miedos y los convertimos en creencias potenciadoras, no solo brillamos nosotros sino también hacemos brillar a los que nos acompañan.

Si no has visto la película Coach Carter (que supongo que sí) te la recomiendo. En este fragmento habla sobre los miedos.

No lo olvides, tanto tú como tus jugadores tenéis posibilidades infinitas, así que no dejes que nada ni nadie te haga creer lo contrario. Mira este fragmento de la película “En busca de la felicidad”

Si has llegado hasta aquí, quiero hacerte un regalo. Suscríbete y te mandaré una dinámica para que tus creencias limitantes se conviertan en potenciadoras.

Y para acabar quiero dejarte esta cita sobre las creencias de Henri Ford: “Tanto si crees que puedes hacerlo, como si no, tendrás razón”. Piénsalo…

Ahora me gustaría saber tu opinión.

¿Crees que tienes creencias limitantes que te están impidiendo conseguir lo que quieres? ¿Hay alguna en concreto de la que te gustaría que habláramos?

¡Te espero en los comentarios!

Un saludo y miles de éxitos.

Suscríbete a la lista y recibe en tu correo electrónico contenido exclusivo sobre coaching para entrenadores.

Leave a Reply