Cómo conseguir nuevos deportistas generándoles emociones

Cómo conseguir nuevos deportistas generándoles emociones

admin No Comment
Sin categoría

Desde que tuve en mente crear el blog, tenía claro que el primer post iría sobre este tema. Hoy en día, además de coach deportivo, soy entrenador de balonmano. Pero antes de serlo, fui jugador. Y me convertí en jugador de balonmano porque el hermano de un compañero del colegio, que vino "a que nos apuntáramos" me hizo sentir algo que me ha mantenido enganchado a este deporte hasta el día de hoy.

¿Te suena la historia? Seguro que sí.

Si estás en esta web, leyendo este artículo, es muy posible que seas entrenador de algún deporte. Y seas del deporte que seas, seguro que antes fuiste jugador y alguien te enganchó a él.

Y eso es lo que quiero contarte en este primer post.

Venga, que empiezo.​

More...

¿Qué ocurrió para que te iniciaras en tu deporte?

Llega Septiembre (aunque se puede hacer en cualquier época del año) y año tras año casi la totalidad de los clubes de todos los deportes van en busca de nuevos deportistas con los que nutrir o sus escuelas deportivas o el propio club. Seguro que lo conoces. Estoy hablando de la “promoción“.

La promoción, como herramienta de marketing, no es otra cosa que vender nuestro producto. Y eso es lo que hacemos cuando nos ponemos delante de una clase de 25 chicos y chicas; venderles que nuestro deporte es el mejor que pueden practicar.

En este punto, tres deben ser nuestros objetivos: informar, persuadir y hacer recordar a esos alumnos lo que les estamos vendiendo. Lo que pretendemos es influir en sus actitudes, en sus comportamientos y en sus sentimientos.

¿Cuántas veces te han preguntado por qué empezaste a hacer tu deporte? ¿Cuántas veces se lo has preguntado a tus deportistas?

Entre otras, la mayoría de las respuestas podrían ser: “porque me lo pasé muy bien cuando vinieron a mi colegio”; “porque el monitor era muy simpático”; “Se me daba bien”; “porque se apuntó mi amigo o amiga”. En cualquiera de estas respuestas, existe un componente emocional: bienestar, simpatía, confianza, amistad, etc.

Por lo tanto, cuando vamos a los colegios a captar niños y niñas para que jueguen a algún deporte, podríamos llegar a la conclusión de que nuestro objetivo no es convencerles, sino generarles emociones; una fuerza poderosa que va a ejercer una gran influencia sobre su conducta.

Cuando vamos a hacer promoción a los colegios, nuestro objetivo debe ser generar emociones a los alumnos.

Tuitéalo

Y ¿cómo podemos generarles esas emociones? Hay que tener en cuenta que el tiempo del cual disponemos para conseguir nuestro objetivo es escaso. Apenas 60 minutos de una clase de educación física (la mayoría de las veces, menos) por lo que debemos planificar muy bien nuestras acciones.

¿Qué ​acciones hay que llevar a cabo para generarles emociones?

En primer lugar debemos generar un vínculo emocional con el alumno. Esto no es más que crear un hilo invisible a través del cual hagamos sentir al alumno las mismas sensaciones y emociones que nosotros sentimos por nuestro deporte. Para ello, nuestra actitud a la hora de afrontar la sesión de captación debe ser positiva. Debemos estar alegres, ser dinámicos, comunicarnos en todo momento con los alumnos, ser simpáticos, etc. implicándonos al máximo en conseguir el bienestar del alumno.

En segundo lugar, las emociones que generemos en esos alumnos, tienen el objetivo de obtener un retorno positivo que se traduzca en la inscripción en nuestra escuela o club. Para ello es necesario crear sesiones con contenidos atractivos que conecten con los alumnos y satisfaga alguna de estas necesidades emocionales:

Sentirse parte de un grupo. Tenemos que hacer ver al alumno que haciendo nuestro deporte podrá sentirse aceptado y encontrará amistades. Aspectos fundamentales éstos en el desarrollo psicoevolutivo de la etapa de educación primaria, donde desarrollamos nuestra captación. Es conveniente pues, proponer actividades grupales de cooperación con asignación de roles y donde el premio o recompensa siempre sea consecuencia del trabajo en equipo.

Sentirse feliz. Es muy importante que el alumno sonría a lo largo de la sesión y que comparta esa alegría, al finalizar, con su entorno. Sonreir le hará sentir bien, será más agradable, tendrá confianza en lo que hace, olvidará la timidez, etc. Así, nuestras actividades irán acompañadas siempre de comentarios que puedan provocar una sonrisa.

Sentirse orgulloso de sí mismo. Obtener una recompensa después de un esfuerzo es sinónimo de orgullo y de autoconfianza. A través de actividades con objetivos retadores lograremos que el alumno sienta que su trabajo a merecido la pena y se sienta orgulloso.

Entonces termina la sesión y es a partir de ese momento cuando llega la hora de comprobar si hemos realizado correctamente nuestro trabajo.

El chico o chica hablará con sus padres para inscribirse y serán estas emociones creadas las que adquieran un peso definitivo en la decisión final.

¿Qué emociones te generaron a tí?

¿Cómo te convencieron para empezar en tu deporte?

¿Utilizas otros métodos? ¿Cuáles?

Ahora es tu turno. Estoy deseando leerte, así que deja tu comentario más abajo.

Suscríbete a la lista y recibe en tu correo electrónico contenido exclusivo sobre coaching para entrenadores.

Leave a Reply